Monthly Archives: August 2017

Resolviendo los problemas de familia

Hola de nuevo, perdón por no haber publicado nada últimamente, pero mi familia y yo nos tomamos unas ricas vacaciones en Oaxaca, la verdad es que ya las merecíamos, ya que nos hemos matado todo el año en el trabajo y las actividades que realizamos día con día. Todos estuvo muy rico pero ahora que regresamos, el negocio de la heladería esta hecho un relajo, la verdad es que solo de pensar en todo lo que hay que hacer me da mucho dolor de cabeza.

Afortunadamente mi fabulosa amiga me recomendó un software llamado sap bussines one, otra vez tenía que ser mi ángel guardián esta mujer, no sé qué haría sin ella. Llevo conociéndola desde la secundaria y es una mujer muy trabajadora e inteligente, algo que admiro de ella, es su capacidad de superación personal ya que la vida no ha sido nada fácil para ella. Ambos hemos empezado desde muy abajo y queremos triunfar en la vida. Recuerdo cuando mi padre en vez de tener la heladería, traía un carrito  en donde guardaba los helados y los vendía afuera de las escuelas, qué tiempos aquellos, a veces me dan un poco  de nostalgia. Afortunadamente la heladería ha crecido mucho  y nosotros como familia también, hemos aprendido a valorar mucho más las cosas que nos ganamos con el propio esfuerzo de cada quien, y si lo digo de cada quien porque toldos los integrantes de mi familia contribuimos a que ese negocio tenga éxito y se mantenga estable en las exigencias de nuestros clientes.

Volviendo al tema de la administración de la heladería, gracias a Xamai adquirimos este software y todo se ha vuelto muchohelados más sencillo, ahora solo nos falta moldear bien a nuestro personal para que aprenda rápidamente a manejar este sistema y no estaría de más darles unas clases de cómo tratar a los clientes, porque la semana pasada una chica que traía el uniforme de Nutrisa, me marco al número de quejas , me respondió muy enfadada ,que le habían despachado muy mal y habían tenido una pésima actitud, eso es algo que no puedo permitir porque gracias a nuestra clientela hemos llegado hasta donde estamos.